En las actuaciones realizadas para la mejora de los aspectos ambientales en el periodo 2022 hemos realizado, entre otras, una fuerte inversión económica para ser parte activa de la transición energética.

El desproporcionado incremento de los costes energéticos ha sido uno de los propulsores primero del estudio y posterior inversión en la instalación solar fotovoltaica de autoconsumo que no sólo permite la continuidad del negocio por racionalizar los costes de fabricación, sino que además cuenta con el impacto positivo en el medio ambiente.

La planta, que entró en funcionamiento en abril de 2.022, genera hasta 45 KWp de autoconsumo produciendo energía mediante la radiación solar a través de la conexión directa a la red interior. Como factor económico en los costes ha sido determinante y, aunque se ha tenido en cuenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia financiado con Fondos Europeos, sin embargo por cómo se produce el retorno de la inversión no ha sido la decisión fundamental aunque sí muy importante en contar con su ayuda.

En estos momentos tan decisivos en los que el coste energético permitirá o no a muchas empresas su continuidad, máxime aquellas que somos grandes consumidores de energía, aunque los planes de ayudas permitan mantener un horizonte a futuro no es menos cierto

que el esfuerzo recae sobre las empresas que tenemos que aportar esfuerzo en absorber los costes en el momento que se producen sin que en la mayoría de los casos podamos repercutirlos en nuestros productos y servicios; estas inversiones se soporta con trabajo y más esfuerzo económico.

No obstante, debemos mantener la confianza en el futuro y por ello, dentro de las inversiones que realizamos (el futuro de todos no es sólo económico) pasa por proteger el medioambiente con nuestras decisiones. La inversión que hemos realizado contribuye a una menor emisión de CO2.

Para este año 2022 esperamos que con la entrada de la planta de generación fotovoltaica el consumo de energía de red suponga una reducción de no menos del 30 % que, junto a otras medidas de inversión en equipamiento siga minimizando el consumo de energía externo y por ello minimice las emisiones a la atmosfera y aportar una mayor contribución a la sostenibilidad medioambiental.

Esperamos que nuestros clientes y amigos tengan en cuenta estos esfuerzos que son el bien para todos a futuro y poder seguir contando su confianza de los que siguen preocupados en ofrecer productos y servicios acorde a la calidad requerida y medioambientalmente contributivas a la sociedad.